El Dojang de Taekwondo

El sitio de práctica del Taekwondo se conoce con la palabra coreana "Dojang". Es un lugar destinado a la meditación y a la oración, en primer término. Estas prácticas se utilizan en el lejano oriente, en el caso de Corea del Sur, en el proceso de mejoramiento de la vida interior del ser humano y de su encuentro con su más profundo ser interior. Los budistas y taoístas hablan de la armonización del meditador entre la naturaleza exterior y la propia, el mundo interior, de tal forma que quien dedica tiempo a ello logrará muchos avances hacia la formación de su carácter, de la superación de taras mentales, de dificultades emocionales, etc. Así, entenderá que a través de la contemplación del Universo con su infinitud y fuerza, se desarrolla su manifestación en su Dojang y especialmente en su mundo interno, del que extraerá la fuente de su armonía, de su paz y de la fuerza para avanzar en el arte marcial.

El Dojang es un lugar en el que confluyen las energías universales 

En el Dojang el practicante de Taekwondo entra en contacto con una variedad de fuerzas provenientes que no conocía antes, empieza a comprender sus limitaciones, sus capacidades, conoce a otras personas menos y más avanzadas en diferentes asuntos de la personalidad y de las que puede aprender y en algún momento, a las que puede ayudar a aprender. Allí el taekwondoin puede comprender que la humanidad es diversa en sus potencialidades y tendencias, en su forma de hacer las cosas y en su aprendizaje.

Normalmente, el Dojang tiene un profesor con un grado mínimo de 1er Dan y que hace carrera para seguir avanzando en el conocimiento del Taekwondo. Este profesor tiene la obligación de estudiar la filosofía de este arte marcial cuyas raíces milenarias se hunden en la noche de los tiempos. De igual manera, tiene el deber de comprender la forma de vida de Corea (país originario del Taekwondo), sus religiones, su historia y su forma de vida actual, entre otros temas.

Este profesor, más que un entrenador, educa a sus alumnos en diferentes materias como la filosofía oriental de la que se destacan el budismo coreano y el budismo indio, el taoísmo chino y el taoísmo coreano, especialmente. También puede trabajar el budismo zen japonés. De todas estas materias habría que desarrollar algunas prácticas o indicaciones para entenderlas.

La materia más importante de todas estas líneas de estudios orientalistas es la comprensión y aprendizaje de lo que es la meditación en sus diferentes perfiles. A través de estos análisis se podrá llegar a un conocimiento especial sobre la naturaleza de la mente humana en sus aspectos superiores e inferiores, así como los procesos que se originan en el escenario emocional a partir de los esquemas de pensamiento.

En el Dojang el maestro le hace ver al alumno lo que significa el arte marcial como una hermosa construcción milenaria que requiere de muchos años para su completa comprensión y manejo. Es bella por ser arte y exigente por ser a la vez marcial y una forma de conocimiento con una enorme amplitud.

El maestro enseñará en el Dojang los rudimentos básicos del Taekwondo establecidos por la Academia Mundial de Taekwondo (Kukkiwon) que posee un completo plan de trabajo por grados que llevará al estudiante a obtener numerosos beneficios para su forma física, tales como el fortalecimiento de sus sistemas cardiovascular, músculo - esquelético, su sistema inmunitario, etc.. Pero también, a través del arte marcial fortalecerá su carácter, entenderá el valor del trabajo en equipo, el valor de un buen oponente en el combate en la derrota del propio temor y defectos, el valor del manejo de su cuerpo y emociones, así como de su mente. De allí será un ser humano solidario, respetuoso de su compañero, de su oponente y de las jerarquías que existen en el Taekwondo visible por el sistema de cinturones, que es algo universal.

En el Dojang se puede comprender lo que es un proyecto a corto plazo, mediano plazo y largo plazo. El más importante a largo plazo sería llegar al cinturón negro, a corto plazo el próximo cinturón y a mediano plazo aquel cinturón que todavía llevará un año, dos o tres años más.

El alumno a su vez tiene el deber de entender que su maestro no es un profesor o entrenador ordinario sino alguien que le enseña a vivir, a enfrentar sus miedos, a desarrollar su fuerza de carácter, el coraje ante el más duro oponente que son las propias limitaciones, pero también le apoyará en sus progresos ante la vida dado el caso... Comparte su vida con él y dedica su esfuerzo para que se forme en todos los campos posibles de la vida.

El maestro es un padre dentro de las artes marciales y marcará en sus alumnos los rasgos de su carácter en un estilo de practicar el Taekwondo que no es un deporte sino una forma de vida. Corresponde al alumno maduro asumir el resto de propia formación y seguirla desarrollando con apoyo del maestro o en solitario si lo desea, pero con el respeto de los principios aprendidos.  en la escuela. Nacemos, crecemos y nos desarrollamos en el Dojang. O sea, es nuestro hogar de muchas formas y el sitio en el logramos hacernos como individuos y artistas marciales.

Por todo ello, el Dojang es un sitio de transformación espiritual y psicológico, no solamente físico. El taekwondoin es una persona que tiene mayores niveles de resistencia a la adversidad, que tiene el sentido de poder enfrentar dificultades con mayor propiedad e incluso, puede asumir con nobleza que alguna cosa no le sea exitosa. El taekwondoin seguirá luchando por sus sueños y proyectos aunque haya muros qué derribar; al final, dará la mejor lucha, una lucha inteligente que es superarse porque los más grandes impedimentos son aquellos que nos obligan a crear nuevas capacidades y dones a través de la constancia, capacidad de esfuerzo y basados en el carácter.

En el Dojang se logra una persona que entiende lo que es la paz, que entiende que se debe luchar y trabajar duro en la vida por el propio progreso y que es necesario usar la inteligencia que la vida le ha dado para hacer y rehacer en pro de obtener lo que se desea con la disciplina que le es cotidiana al taekwondoin.

El Taekwondo se construye en sus practicantes porque es una vivencia íntima.